¡Soy Mamá!

Me covertí en mamá a través de la adpoción
Fofi y Kike
¡Fabiola y Kike!

                                          ¡Soy Mamá!

En Costa Rica no hay orfanatos, ya que ese término corresponde a sitios para niños que han perdido a sus padres. Acá se habla de albergues, que tienen además de algunos huérfanos, a niños que han sido separados temporalmente, por el PANI de sus familias, por diferentes motivos y esperan ser reintegrados a sus familias. También hay niños, cuyos padres biologicos han perdido los derechos legales, por maltrato, abandono, etc.


Al visitarse a los niños en un albergue, no se puede establecer contacto emocional con los niños, para no crearle expectativas. Es muy triste, ver a tantos niños, que están anhelando tener una familia.


El PANI categorizar a los niños, en base a estudios legales y psicológicos:

  • Niños que regresan a sus hogares biológicos.
  • Niños no adoptables y que permanecen en los albergues hasta los 18 años, saliendo a la sociedad sin tener claro lo que es una familia.
  • Niños adaptables y que son preparados para ser adoptados. Desgraciadamente en Costa Rica, las personas buscan bebés blancos, bonitos y sanos. Y van quedando muchos niños grandes, o no tan lindos, con discapacidad o son varios hermanos. Vemos que son personas italianas, alemanas o gringas, quienes si los adoptan.

Familias nacionales van al extranjero a adoptar niños, habiendo albergues saturados de niños por adoptar en nuestro país.

En Costa Rica, las personas solteras o divorciadas pueden adoptar, sean hombres o mujeres, o bien parejas legalmente constituídas. No se aceptan las uniones libres o las separaciones.

Al tiempo del divorcio de Fabiola, ella decide adoptar y va al PANI, para asesorarse y recibe su primera entrevista por una trabajadora social e inicia los trámites para abrir el expediente de idoneidad parental, el cual aprueba y va a un taller, que pasa muy bien.  Y de allí en adelante, a esperar...

En Costa Rica, las familias NO escogen al niño a adoptar, es el PANI, quien basado en los estudios realizados y el perfil de la familia, quien escoge a los padres idóneos para los niños. 

¡No es como adoptar una mascota!

Fabiola esperó año y medio, para que le asignará a un niño. Cuando ocurrió, la trabajadora social la llamó y al día siguiente se presentó a una reunión, donde le mostraron el expediente del niño y le contaron su historia, y posteriormente le enseñaron una foto...y le preguntaron si lo quería.

Después tiene unos días para que interactúen con el niño, donde lo sacan del albergue y lo llevan por horas a la casa o a donde deseen. El niño es el que decide, cuando quiere m, dejar el albergue permanentemente.

Y llegó Enrique a la casa... Todo es nuevo para él y para su madre también. 

La aventura es diaria, lo mismo que el aprendizaje de ambos. Al igual que en cualquier familia.

Se escucha muchas veces, que adoptar se un riesgo, al no conocerse los problemas que traen los niños, pero qué madre sabe lo que puede ocurrir con su hijo, cuántos accidentes han dejado a un hijo con una discapacidad, cuántos niños tienen problemas desconocidos. Nadie puede garantizar nada. Todos los niños pueden y tienen problemas o pueden llegar a tenerlos. 

                       Concluye Fabiola, yo escogí ser madre de un modo diferente, pero soy igualmente madre, al igual que millones de madres en el mundo.

Este programa es patrocinado por:

** Kids world Montessori - Pinares **

** Pasta de dientes Bilka **

** Carolina González -Neuro Coaching- **

** AVJ Producciones **

** ADD Archivo digital de documentos **